Blogging tips

martes, 25 de febrero de 2014

ESPECIAL VEGETARIANO-VEGANO II: CARNE Y AYURVEDA


Para el Ayurveda la alimentación es la esencia de la vida. De la salud. Y de la medicina.
Una dieta adecuada es lo primero que debemos adoptar para que nuestro cuerpo esté sano, ya que lo fabricamos a partir de los alimentos que ingerimos, está "hecho de comida", es decir, el famoso somos lo que comemos
Sin una dieta correcta no podemos pretender que el cuerpo esté sano ni poder sanarlo. Además, lógicamente, una alimentación errónea es la principal causa de enfermedad. 
El ayurveda subraya la importancia de seguir una dieta adecuada como base de todas las terapias curativas. La comida es la medicina más importante.



Comer es una forma de interacción primera con nuestro entorno.
Si no está basada en el amor y la compasión el resto de nuestras acciones y emociones se verán afectadas.

Aunque en nuestra sociedad no esté integrada esta idea, es bien sabido en ayurveda que lo que comemos afecta a nuestras emociones y sentimientos, energía, a nuestro estado de ánimo (gunas). Puede crear una tendencia hacia trastornos o cambios  psicológicos. Una mala digestión puede alterar nuestras emociones. 

Sé que resulta cuanto menos sorprendente, pero ahora voy a tratar de exponer lo más claramente posible las razones ayurvédicas de esta afirmación.

En ayurveda se considera que la comida debe ser algo puro, limpio y productora de energía vital positiva (ojas) para cuerpo y mente. La parte sutil y energética de los alimentos es lo que nutre nuestra propia energía y la de nuestra mente.

Si se obtiene quitando una vida no tiene esas cualidades positivas y puras. Lleva una carga negativa de los sentimientos de miedo, pánico e indefensión del animal en el momento de sacrificarlo. Además de toda la energía (prana) de pena, miedo y desolación acumulada en una vida "entera" (si puede llamarse así....) de sufrimiento en las explotaciones ganaderas. Comer algo que únicamente ha tenido sentimientos tan negativos y tristes no puede aportarnos nada puro, limpio ni positivo. 

La carne en sí es nutritiva, pero no es un buen alimento para nuestro cuerpo ya que contiene la energía de la muerte, la violencia y la descomposición. Nos aporta emociones negativas como el odio, el miedo y la violencia. Puede provocar embotamiento, depresión y agresividad (energía tamásica).

Nuestro organismo está configurado (dientes, sistema digestivo) como el de un animal vegetariano, a pesar de que seamos capaces de digerir más o menos la materia animal, pero no de una manera adecuada o beneficiosa. Los componentes de la carne no son los idóneos para producir tejidos sanos y de calidad, y se transmite una energía de deterioro y destrucción también a las células que favorecen procesos de enfermedad y deterioro. Los tejidos que se fabrican serán pesados, brutos y de mala calidad, se obstruyen los canales del cuerpo, la mente se embota.

También en el yoga (disciplina englobada dentro del ayurveda) el primer yama o pauta de vida es el de no-violencia (ahimsa), no hacer daño a otros seres vivos.


"La carne aumenta el fuego animal en el cuerpo, despierta los samskaras o tendencias de animales carnívoros que actúan dentro de nosotros. Esto fomenta la ira, la lujuria, el miedo, y otras emociones negativas. La llama que crea una dieta carnívora es impura y proyecta un humo emocional que distorsiona la mente y el sistema nervioso. Aporta una energía sutil de muerte a nuestro campo aúrico, reduciendo el flujo de los pranas elevados en nuestro cuerpo. Las vidas de las criaturas que hemos comido pesan en el campo astral, con sus impresiones y sentimientos negativos. (...) No podemos evolucionar realmente como especie y trascender la guerra y la delincuencia hasta que renunciemos a comer la carne de nuestros hermanos animales."

Extracto del libro "Yoga y Ayurveda", Dr. David Frawley.


Los alimentos vegetales nos aportan una nutrición mucho más apropiada para desarrollar nuestro bienestar tanto físico como emocional. Favorece el sistema inmunológico, el bienestar mental y la energía positiva.

En ayurveda se considera que la dieta vegetariana es una dieta sátvica, esto es una energía positiva que aporta claridad, paz mental y serenidad.

La alimentación ayurvédica no es obligatoriamente una dieta vegetariana, aunque sí lo recomienda encarecidamente. En ciertos casos concretos de enfermedad u otros sí contempla la carne como alimento adecuado, siempre y cuando sea de muy buena calidad. Para las personas carnívoras, lo que recomienda es comer menos carne, reducir el consumo, evitarlo por la noche y que sea de la mejor calidad posible, de producción ecológica y libre de antibióticos y medicamentos varios (esto incluye también la leche y sus derivados, los huevos, el pescado, etc.).

En la dieta ayurvédica se consume normalmente leche, yogur casero, ghee (mantequilla clarificada), queso, suero de leche, etc. ya que son productos que se elaboran con leche fresca obtenida de vacas no maltratadas y a las que no han apartado de sus terneros, se recoge la leche sobrante después de que éste haya mamado. Así la energia que tiene esa leche es de amor, no de pena extrema como en nuestra sociedad... Ese tipo de alimento será entonces muy nutritivo y beneficioso, tanto a nivel físico como a nivel sutil.



Mamá A.